CICLOS SAGRADOS

El Equinoccio de Primavera/Otoño, la Luna Negra, la Luna Nueva en Libra, la Pachamama mostrándonos sus movimientos de diversas formas, mediante el agua, el fuego, el aire y su propia danza; sumado a los mensajes del Cosmos y sus Leyes Universales, lo que muere y lo que nace, entre otras cuestiones; son grandes despertadores para nuestra consciencia, para hacernos cargo de lo que a cada quien nos corresponde.

Tiempo de grandes desafíos, tal vez los mayores que hayamos tenido que atravesar como humanidad para ver-nos, revisar-nos desprogramar-nos, dejar caer los velos aunque duela, encontrar la propia coherencia entre lo que pensamos, decimos, sentimos, hacemos, valorar-nos, descubrir la propia Verdad, tiempo para valientes.

Tiempo que nos empuja hacia nuestro centro, el punto 0, el origen, el vacío creativo, el centro de la Espiral, al espacio donde nos equilibramos, integramos los opuestos, nos balanceamos, permitimos que se suelte lo que ya cumplió su ciclo, transitamos la senda más allá de la muerte y lo aparente para re-nacernos florecidos en nuevas creaciones…

La Madre Tierra y el Cosmos siempre nos hablan desde un corazón pulsante y generoso, llegó el tiempo de aprender a sentir los mensajes, desde nuestro propio templo sagrado, haciendo silencio, en presencia, para poder liberar y honrar-nos en los Ciclos Sagrados que gestan nuevas historias de héroes y heroínas que danzan celebrándose, que Crean y dan Luz a la Vida…

¡Es Tiempo de bendecir la trama de la Vida en Munay!

Nuna Saya. 22/09/2022